Reglas básicas para hacer networking

Reglas básicas del networking

Que los nuevos palabros y la tecnología no te nublen la vista. Lo que antes llamábamos “conseguir un enchufe” o “cómo hacer la pelota sin que se note”, hoy lo denominamos “hacer networking”. En cualquier ámbito, si tenemos claro nuestro objetivo (incluso más allá de lo estrictamente profesional), siempre es necesario una estrategia y un buen método para establecer una relación personal. En la actualidad, ese método suele, muchas veces, realizarse a través de las redes sociales. Y eso es lo realmente grato, ya que lo tenemos a nuestro alcance a un solo clic.

Pensemos: Si queremos que comprar un coche o estamos pensando en irnos de vacaciones, ¿dónde acudimos?. Posiblemente acudiremos a nuestro entorno más cercano o aquellos expertos en la materia, o aquellos que puedan recomendarnos y asesorarnos mejor. Si por el contrario, no queremos dar bombo y platillo a nuestro objetivo, tenemos miles de recursos en la red para hacernos una idea aproximada de aquello que queremos conseguir y cómo hacerlo. Eso es networking: tejer, poco a poco, una red de contactos de calidad, que ayuden a conseguir un beneficio.

 

Pautas de conducta del networking

 1. Dar y recibir. 

Quien siembra luego recoge. Dando y compartiendo mejoramos la relación con la gente.

 2. Es una habilidad social 

Hacer networking puede ser inútil si no se tiene predisposición, cierta capacidad e incluso gracia para acercarse a los demás. Pensad en ese compañero de clase que no era un lumbreras en los estudios pero tenía don de gentes con los profesores; o ese político que no tiene conocimientos de nada, pero tiene carisma. Esos son siempre la que se come el trozo más grande del pastel.

 3. Generar confianza. 

Aquí no vale la primera impresión. Aquí hay que currárselo. Poco a poco conviene ir haciendo pequeños contactos previos para generar confianza.

 4. No traicionar la palabra dada o el acto comprometido. 

Sé fiel a las palabras. Hazlo y hazlo bien. Es mejor ser cauto, que posteriormente tener que retractarse, de lo contrario las relaciones tienden a deteriorar.

 5. Agradecer siempre lo recibido. 

Es de bien nacidos ser agradecidos. Ya sea una información, un contacto, un trabajo o la solución a cualquier problema. No cuesta nada hacer una pequeña llamada de teléfono o enviar un email de agradecimiento. Nada de realizar regalos materiales. Tarde o temprano puede que tengas que devolver el favor. En eso conquiste hacer networking.

 

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *