¿Qué es el marketing de la palabra?

¿Qué es el marketing de la palabra?

Vivimos en un mundo tan globalizado, que muchas veces pecamos de modernos y nos pierde la boca y las formas. Nos preocupa aparentar, porque somos lo que decimos y reaccionamos en función de lo que escuchamos. Y esto, no tiene porqué ser dañino si somos consciente de ello. Es más, utilizar un buen marketing de la palabra nos ayudará a crear nuestro propio “personal branding” o lo que es lo mismo, nuestra marca personal, la identidad que nos hace diferente al resto.

 

¿En qué consiste el marketing de la palabra?

El marketing de la palabra consiste en utilizar nuestro lenguaje para vendernos mejor, sea cual sea el fin. Vestimos las palabras para aparentar, ya que de otra forma, no serían aptas para impresionar y sonarían simples y llanas. Esto, junto con la introducción de vocablos en inglés, nos hace crear la esencia de nuestro ser, sea o no verdad, para alimentar nuestro ego ante los demás.

Este don de la verborrea pseudochic requiere mucha práctica, ya que quien habla mucho cae en la trampa de demostrar su ignorancia. Hay veces que oyes o lees cada frase que irrumpe en tu cabeza haciendo eco, y tardas unos instantes en reaccionar hasta que, por fin, sueltas por tu boca en tímido “Ajam…”.

Esto pasa mucho, hoy en día, cuando alguien te habla de su trabajo: _ “Soy senior social media optimization developer”. _ Ni idea de lo que es eso, pero ¡suena de maravilla!. Y piensas: ¡Este tipo tiene que ser la leche en su trabajo! Y eso, ¡eso es el marketing de la palabra!.

 

Sacando al “snob” que llevamos dentro

Veamos algunas estrategias:

1: Cuando redactas tu curriculum o hablas de tu trabajo  

No es lo mismo ser un “Sales manager executive” que…un “comercial”.  

Tampoco es lo mismo ser un “marketing junior assistant” que un “becario explotado más de 12 horas al día que no percibe ni un duro de salario”

.  

2: En el trabajo

 No es lo mismo tener un “meeting” a través de una “conference call”, que… una reunión a través de video llamada”.

Tampoco es lo mismo hacer networking, que…. “hacer contactos” o más comúnmente llamado “hacer la pelota a alguien con un fin concreto”.

3: Hablando de moda y deporte

No es lo mismo comprar un “outfit” muy “trendy” en un outlet”, que… “comprar una vestimenta de moda en un mercadillo”.

Tampoco es lo mismo hacer running, o ir al “gym” que…. salir a correr” o ir al “gimnasio”.

4: En tu tiempo de ocio y tiempo libre.

No es lo mismo ir a “un club de playa”, que… a un “chiringuito”.

Tampoco es lo mismo comer “ternera sobre cama de emulsión de tubérculos con mantequilla”, que… un “filete con puré de patatas” de toda la vida.

5: Cuando hablas de tu situación sentimental

No es lo mismo ser “single”, que… ser un “solterón/a”.

Tampoco es lo mismo salir a tomar un “gin tonic” para hacer “networking”, que…salir a tomarte una “ginebra con tónica” para “ligar”.

Ser hábiles y tener reflejos en una conversación con la conjugación de estos vocablos nos ayudará a mejorar nuestra imagen personal. Seguro que podréis completar la lista de palabras insólitas utilizadas para mejorar nuestro “marketing de la palabra”. ¿Os animáis?. 

2 Comentarios

  1. ¡Un artículo muy bueno! Ahora que me estoy sumergiendo en el mundo del “Community Manager”, es cierto que si colocas esta palabra en tu carta de presentación en vez de “Gestor de Comunidades”, suena mucho mejor. Un Saludo.

    • ¡Gracias Javier! Seguro que si revisas tu carta de presentación, habrá muchas más palabras marketinitianas que puedas dar la vuelta. Quedará más rimbombante, y mejorará tu branding personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *