No eres nada si…no eres runner

No eres nada si no eres runner

Antes salíamos a correr, ahora hacemos “running”. No, no es lo mismo. Hacer footing es algo vulgar, pasado de moda. Ser runner es lo más, especialmente si lo publicas a los cuatro vientos. Ahora unas simples zapatillas no sirven de nada si no somos verdaderos carteles publicitarios que se mueven a diferentes velocidades. Publicidad que anuncia los mejores relojes con GPS, zapatillas de gel aerodinámicas, las mejores mallas transpirables o cortavientos antibalas. Puro branding deportivo. Su éxito radica en la competitividad, la exclusividad y la viralidad.

 

Competitividad: “Yo hago más kilómetros”

Ser runnerEl auténtico runner hablará del afán de superación diario, sin embargo, en su trasfondo existe un sentimiento de rivalidad puro y duro y de aparentar. A través de aplicaciones como Runkeeper, Nike+ o Runtastic monitorizamos nuestros movimientos, la distancia recorrida y la velocidad. Lo compartimos y a medida que sumamos likes nuestro ego aumenta. Es tal la fiebre, que ya capturamos nuestro recorrido cuando bajamos a comprar el pan. Y lo seguimos compartiendo, y a nuestros amigos les sigue gustando. ¡Ingenuos! Si supieran que la única proeza del día ha sido levantarse del sofá para comprar víveres…

 

Exclusividad: “Yo tengo los mejores complementos”

Ser runnerEl running es una moda barata. Si, ¡ya!, barata… Barata si no le sumas el kit del runner cool: el reloj GPS último modelo que capta cada centímetro de movimiento y gramo perdido en tu recorrido; las zapatillas fluorescentes ultraligeras para asfalto, y otras con una amortiguación especial para el parque y, por si acaso, otras que vuelen; tampoco puede faltar el cortavientos para que no pases ni frio, ni calor, ni sientas la lluvia, ni los mosquitos; y por supuesto, todo tipo de mallas cortas, largas e intermedias, camisetas multicolor, y calzas de compresión a juego con el estilismo. Las marcas deportivas se ahorran una pasta gracias a que nos han convertido en verdaderos escaparates en movimiento. Objetos de deseo deportivo.

 

Viralidad: “Yo lo comparto más en todas mis redes sociales”

ser runnerNo eres nada, si no lo compartes. Porque da igual que corras o no, lo importante es aparentar que eres runner. Es fundamental conseguir un mayor número de “me gusta” haciendo ver a todos tus amigos que estas en forma, que entrenas duro todos los días y que, cada fin de semana, te apuntas a una carrera. Da igual que andes a paso burra, si a Instagram subes una foto de tus pies en zapatillas de deporte, y le aplicas un filtro. Tus seguidores pensarán que, como mínimo, estas entrenando para correr la próxima maratón de Nueva York.

 

 

©Derechos de foto de Fllickrcc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *