¿Cómo será nuestra vida cibernética en 2020?

Cómo será nuestra vida cibernética en 2020

 

En el 2020, todos seremos unos enchufados. La hiperconexión que generaran los avances tecnológicos impactarán en nuestras vidas de forma positiva, pero también negativa. Internet nos ofrece flexibilidad, libertad y más movilidad, pero genera miedos sobre la privacidad, la ubicuidad y las repercusiones en nuestra salud mental y vida personal. Este 17 de Mayo, con motivo del Día Mundial de Internet, es un buen momento para reflexionar cómo será nuestra vida cibernética del futuro e identificar posibles oportunidades y amenazas en nuestro entorno digital:

  • Las relaciones interpersonales estarán en peligro de extinción: estamos tan absortos en nuestros dispositivos que no disfrutamos al 100% de la vida real y nuestras compañías. Cuantas más facilidades tengamos para estar en contacto con el mundo digital, más nos alejamos de nuestro entorno “analógico” próximo. Desaparecerán nuestros amigos de toda la vida. Los colegas serán nuestros contactos o seguidores.
  • Será un arma de vigilancia masiva: cuánta más actividad registremos a través de Internet, más rastro digital estaremos dejando. Estaremos completamente desnudos, bien por voluntad propia, ya que cada vez compartimos más explícitamente nuestras intimidades. Asistimos al “todo el mundo sabe todo de todos” y al “si no estás en Internet no existes”; o involuntariamente ya que mucha información se almacena en la red y se encuentra al alcance de muchos.
  • Las redes sociales serán para las máquinas: Si los chats y las redes sociales actualmente conectan personas, el Internet del futuro dará un salto para crear una red que unan diferentes máquinas de nuestro uso cotidiano, con el fin de obtener un beneficio. Por ejemplo:

En el hogar: debemos empezar a familiarizarnos con frigoríficos inteligentes que se conectan a comunidades virtuales de compra online cuando algún alimento está a punto de agotarse o televisiones con reconocimiento facial que detectan al espectador y ofrece un contenido adecuado a los gustos y al horario de visión.

En los transportes: será habitual tener un coche conectado a un panel de control tipo tablet que muestre el aparcamiento próximos o los servicios para repostar cuando la gasolina esté a punto de agotarse junto con los precios del combustible; o estar en paradas de autobús que conectadas a nuestro dispositivo móvil muestren sugerencias de restaurantes próximos basadas en las recomendaciones de nuestros amigos.

En la medicina: los avances en los utensilios para realizar un diagnóstico o una operación estarán siempre vinculados a Internet que mostrará en todo momento las patologías de los pacientes. Grades avances, sin olvidar la gran amenaza, el doctor Google.

  • Internet como ensamblaje de aplicaciones: la navegación a través de aplicaciones en los dispositivos móviles seguirá en constante crecimiento. Son el atajo para completar una tarea concreta. Cualquier hecho cotidiano, por ridículo que sea, estará cubierto por una función desempeñada por una aplicación. Consecuencia: Cambiará nuestro modelo de pensar y actuar. Nos hará tener una vida más cómoda y pasiva y nos impedirá realizar las tareas con nuestro propio esfuerzo.

 

©Derechos de foto de Fllickrcc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *